¡Ah del barco marinero! Los motivos por los que cada vez más gente escoge viajar en barco frente a hacerlo en avión

A pesar de su fama, la certeza de que el avión es el medio de transporte estrella a la hora de viajar puede verse en entredicho gracias a estas ventajas de viajar en barco frente al avión.

El encanto de un crucero

Si bien los aviones nos permiten viajar de un lado a otro del mundo en menos tiempo, un barco, y en concreto un crucero, invita a disfrutar de diferentes destinos sin necesidad de tomar ocho vuelos. Una de las mejores ventajas de un modelo turístico que apuesta por combinar el confort de un hotel con la posibilidad de visitar todos esos lugares al alcance durante un mismo recorrido.

Menos controles en barco frente al avión

Otra de las grandes ventajas de viajar en barco reside en la ausencia de todos esos controles insufribles a los que sí debemos sucumbir antes de embarcar en un avión. Aquí no existen las restricciones por llevar champú o desodorante encima ni tampoco la necesidad de traspasar un scanner o los incómodos “cacheos”. De esta forma, podrás viajar con todo lo que necesites libre de facturaciones y limitaciones.

En barco encontramos una mejores vistas

¿Quién quiere pasarse viendo las nubes durante tres horas cuando puedes sentir la brisa marina, ver el mar, los puertos, las aves o algunos de los mejores atardeceres del mundo? Sí, sabemos de los malos de estómago que atizan a algunos pasajeros, pero de tomar el control a la hora de viajar en barco descubrirás que se trata de una experiencia mucho más contemplativa. De las que te permiten disfrutar aún más del trayecto que del propio destino.

Conocer gente

Si tienes la buena suerte de que te toque alguien amable y simpático en el asiento de al lado cuando viajes en avión, puedes considerarte afortunado. Sin embargo, este será tu único y limitado contacto con otra persona cuando te dispones a tomar un vuelo. Algo que no ocurre cuando viajas en barco, escenario donde la posibilidad de moverte libremente e iniciar una conversación con otras personas de gustos afines o sobre las que comentar curiosidades sobre el destino convierte el hecho de socializar en una de las mejores ventajas de viajar en barco. 

Relacionado:   Sustituye el abrigo por el bañador en estos magníficos destinos para viajar en enero si no te gusta el frío.

Viajar en barco es más económico

Si comparas el precio de todos los vuelos, comidas, coches de alquiler y hoteles de tu próximo viaje en avión, posiblemente este sea más elevado que el de una aventura a bordo de un crucero. Especialmente porque cuando navegas, la posibilidad de englobar todas esas grandes atracciones y experiencias como comidas gourmet, spa, masajes, casino o actividades para los más pequeños en un mismo combo se traduce en un precio que compensa mucho más.

Mejor un bote salvavidas

No vamos a ponernos en lo peor, pero todos sabemos de los muchos miedos que invaden a algunos viajeros cuando se suben a un medio de transporte sobre el que no dispone del control necesario. Piensa que si un avión sufre un problema, nadie se salvará. Al menos, en un barco siempre podrás hacer uso del bote salvavidas, que no todo lo que concierte a hundimientos tienen que ver con la tragedia del Titanic.

 

¿Estás de acuerdo con estas mejores ventajas de viajar en barco? ¿O prefieres el avión?