Oporto es color, susurros de agua, vino e historia

Desde hace un tiempo, a la todopoderosa Lisboa le ha salido competencia. Déjate llevar por los susurros del río Duero y las calles de ensueño que ver en Oporto.

Iglesia y Torre de los Clérigos

La torre más alta de Portugal mide 76 metros y se ubica en el corazón del casco antiguo de Oporto, siendo uno de los grandes símbolos de la ciudad. Construida en el siglo XVII por la hermandad de los Clérigos Pobres, este complejo monumental se convierte en la mejor forma de inspirar el ambiente sacro e histórico, especialmente cuando subes los 200 escalones y te topas con una de las mejores vistas de Oporto. Un imprescindible a la hora de saber qué ver en Oporto.

Catedral de la Sé de Oporto

Bajo un cielo abierto y místico, la Catedral de la Sé continúa evocando aquellos tiempos del siglo XII desde los altos del barrio de Batalha. Una construcción designada Monumento Nacional cuyas diferentes reconstrucciones regalan hoy día una apariencia ecléctica alimentada de estilos gótico y barroco entre otros muchos. Un recorrido que, especialmente desde su fastuoso claustro, permite disfrutar de la anexa Casa do Cabildo, donde se expone un conjunto de instrumentos religiosos llamado “el tesoro de la catedral”.

Librería Lello e Irmão

Mucho antes de que J.K.Rowling comenzase a escribir Harry Potter en una cafetería de Edimburgo, la escritora más rica del mundo vivió en Oporto, frecuentando lugares como esta librería de cuento situada en la Rua das Camerlitas y erigida hace más de 100 años. En su interior no solo podrás ojear libros de todo tipo, sino también deleitarte con la arquitectura y decoración exquisitas que se apoderan de los dos niveles en los que se distribuye este santuario de la cultura.

Relacionado:   Destinos ideales para hacer un viaje de sol y playa en invierno

La Ribeira

El río Duero es ya un símbolo de la ciudad de Oporto, especialmente cuando el visitante se deja caer por una famosa Ribeira que permite apreciar todos los matices y la mejor panorámica de la urbe portuguesa. Un conjunto de casas en colores pastel donde frecuentar sus terrazas en busca de un típico vino de Oporto o, simplemente, mantenerse contemplativo admirando el atardecer, ya sea junto al río o sobre puentes como el Don Luis I, otro de los símbolos que ver en Oporto.

Vila Nova de Gaia

Sí, no nos hemos olvidado del vino anteriormente mencionado. De hecho, Oporto está considerado como un reino para los amantes de un buen trago, especialmente si te aproximas a cualquiera de las bodegas de Vila Nova de Gaia, una “ciudad” ubicada dentro de la propia Oporto, pero a un puente de distancia. Un laberinto de aromas donde las bodegas se asoman a los famosos “rabelos” o antiguos barcos de madera que transportaban el vino por la ribeira.

Mercado del Bolhao

Si visitáis Oporto entre lunes o sábado, a partir de las 7 de la mañana se despliega en el corazón de la ciudad uno de sus grandes obligados: un Mercado del Bolhao donde encontrar todo lo que necesites, desde flores hasta ropa pasando por las mejores piezas de bacalao típico. Un deleite para los sentidos que os permitirá introduciros en la pura esencia de esta ciudad de ensueño.

¿Con cuál de estos lugares qué ver en Oporto te quedas?