Prepara tu viaje a Alemania sabiendo cuáles son sus platos más comunes

Si bien las salchichas se convierten en la especialidad del país germano, estos mejores platos de la comida típica de Alemania no te defraudarán.

Chucrut

Componente esencial de numerosos platos de la comida típica de Alemania, el chucrut se trata de una col fermentada con varias propiedades y sabor que sirve de guarnición para numerosos platos de carne, existiendo numerosas variantes en otros países de Europa Central.

Eisbein

La carne de cerdo es adorada por los alemanes de diferentes formas, pero quizás la más extendida sea a través del famoso eisbein, codillo de cerdo especiado cuya elaboración trata de suavizar la textura de la carne lo máximo posible. Se suele servir con puré de patata y chucrut, convirtiéndose en un manjar clave en cualquier restaurante.

Labskaus

Típico del norte de Alemania, el labskaus consiste en una combinación de carne de ternera picada, bacon, cebolla y pepinillos que forman una extraña hamburguesa que se asa y se acompaña con remolacha y dos huevos escalfados en la superficie. Un plato calorífico ideal para sopesar los meses de invierno y al que se suele acompañar de chucrut, ensalada o típicos rollitos de pescado, especialmente en las zonas costeras.

Bratwurst

Derivada de las palabras “brat” (carne sin usar) y “wurst” (salchicha), este antiguo alimento propio de las zonas agrestes germanas durante los meses de invierno es hoy uno de los platos más universales de la comida típica de Alemania. Heredada de los celtas y potenciada por los franceses, la bratwurst es una salchicha que se acompaña con rábano, ensalada de patata, chucrut o mostaza convirtiéndose en toda una delicia a consumir en cualquier rincón del país. Además de su versión original, existen otras recetas como la no menos famosa currywurst la cual, como su nombre indica, se acompaña de este aderezo indio aportando un toque mucho más exótico.

Pretzels

Concebido como el snack más famoso de la comida típica de Alemania, el pretzel es el perfecto aliado para picar entre horas gracias a su ligereza y sabor. Una especie de galleta salada cuya textura crujiente y fina composición te permiten consumirla a cualquier hora del día como sustituto del pan o comidas más copiosas.

Nordseekrabben

No hay que olvidar que Alemania, a pesar de su pasión por la carne, también tiene costa, concretamente la que se asoma a un Mar del Norte que bautiza este plato traducido, literalmente, como “Gambas del Mar del Norte”. Un nombre que no decepciona, ya que consiste en una combinación de gambas fritas acompañadas de brotes verdes, verduras o, en ocasiones, algún otro tipo de pescado.

Apfelstrudel

El postre más famoso de la comida típica de Alemania es este pastel típico de la zona del sur alemán o el vecino Austria. Un clásico a base de hojaldre relleno de compota de manzana, pasas, canela o u toque de ron que aporta ese toque único. Se suele servir caliente, e incluso acompañado por vainilla o natillas, si bien existen diferentes rellenos que aportan al universal strudel ese punto dulce único. El más famoso de los postres alemanes junto con el Kaiserschmarrn, una típica crepe relleno de manzana, almendras y diversos tipos de mermelada.

¿Con cuál de estos platos de la comida típica alemana te quedas?