Conoce las maravillas de la comida típica de Israel

La influencia de diferentes culturas despliega en el país mediterráneo una serie de platos únicos que conforman la exquisita comida típica de Israel.

Hummus

Israel es un país donde las típicas recetas árabes ligadas a la situación geográfica conviven con otros platos judíos y algunos procedentes de otros países como España o Yemen. Sin embargo, el hummus continúa siendo el plato insignia que reúne ese encanto exuberante que comparte con otros países vecinos. La famosa crema de garbanzos elaborada con tahini, aceite de oliva y limón se consume con pan pita y en los establecimientos judíos incluso se sirve con un huevo cocido.

Sabich

Muchos países cuentan con un bocado típico a consumir de forma rápida en un quiosco callejero, y en el caso de Israel este se trata del sabich. Un delicioso sándwich prácticamente desconocido en el resto del mundo el cual consiste en un pan pita relleno de berenjena frita y huevo duro que a veces se acompaña con ensalada, hummus o incluso patata. Una exótica delicia traída por los judíos desde Irak.

Shakshouka

Plato famoso en países del norte de África como Marruecos, Egipto o Túnez, el shakshouka fue un bocado introducido en la cultura israelí por los judíos tunecinos. Un delicioso manjar de la comida típica de Israel que consiste en una combinación de vegetales (especialmente tomate), ajo, especias y huevos cocidos, dando como resultado una mezcla curiosa que se sirve con pan para mojar. Su equivalente americano serían los famosos “huevos rancheros” de México.

Falafel

El falafel es, junto con el hummus, el plato más representativo de la comida típica de Israel. Procedentes de India, pero adaptadas por la cultura de Oriente Medio, el falafel consiste en una especie de croquetas elaboradas con garbanzos triturados que se combinan con cilantro y ajo para después rebozarlas. Algunas veces se mezclan con yogur o tahini a la hora de freírlas. Delicioso.

Relacionado:   Comida típica de Sudáfrica

Mujaddara

Las lentejas conforman una de las legumbres más consumidas de Oriente Medio, y en el caso de Israel se convierte en el componente principal de la famosa mujaddara. Una ensalada que combina lentejas con arroz o trigo además de aceite de oliva y cebollas fritas. En algunos lugares la sirven con un huevo frito encima y en países como India existen recetas similares. Muchos se refieren al Mujaddara como el “favorito de Esau”, ya que era uno de los platos más consumidos por este personaje de la Biblia.

Halva

Típica de países como India o Pakistán, la halva es un bocado de textura similar al turrón y que se elabora con pasta de sésamo, uno de los componentes clave de muchos platos de la comida israelí. A partir de la receta base existen diferentes combinaciones e ingredientes, desde frutos secos hasta huevo, dando como resultado un bocado delicioso, pero quizás demasiado intenso para los paladares extranjeros. Podéis encontrar halva en la mayoría de los mercados de Israel.

Sufganiá

La cultura judía encierra en sí misma platos deliciosos a consumir durante fiestas como el Shabat o, en concreto, Janucá, celebración cuya dulce estrella es el sufganiá. Un donut que se fríe en aceite para después rellenarlo de mermelada o crema y cubrirlo con azúcar glass. Sin duda, uno de los dulces más apetecibles de la comida típica de Israel.

¿Has probado la comida típica de Israel?