Bazares mágicos y jardines de cuento: Qué ver en Marrakech

Desde bazares de colores hasta jardines de otro tiempo, pasando por mezquitas imponentes, hay mucho que ver en Marrakech, la ciudad más importante de Marruecos.

Considerada como una de las cuatro ciudades imperiales de Marruecos junto con Mequinez, Rabat y Fez. Situada a los pies del Atlas y famosa por sus bazares, jardines y patrimonios, Marrakech despliega un tapiz de lugares con encanto que os comentamos a través de este siguiente repaso a todo lo que hay que ver en Marrakech.

Plaza Djeema el Fna

El corazón de la Medina (o parte antigua) de Marruecos es tan singular que cuando en 2003 fue designado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la organización no supo muy bien en qué categoría incluirlo. El motivo no es otro que el encanto de una plaza que reúne todos los tópicos propios de Las mil y una noches: encantadores de serpientes, tenderetes de comida, tatuadores, hombres llegados del desierto, brujas y una amalgama de experiencias que convierten a esta en una de las plazas más concurridas de todo el mundo.

Zoco Smarine

Los conocidos como suqs (o zocos) configuran la escena más vibrante de las ciudades de Marruecos, siendo el Smarine el más grande del país. Situado junto a Djeema el Fna, este bazar se divide en diferentes secciones en función del producto que se vende: desde la zona de los tintoreros o el cuero hasta alfombras, especias, frutos secos o ropa, pasando por un conjunto de restaurantes y teterías que conforman un microcosmos único, uno de nuevos aromas y colores en el que, en algún momento, una alfombra mágica echará a volar entre gentío.

Mezquita de la Kutubia

Prima hermana de La Giralda de Sevilla al ser construida bajo el mismo patrón arquitectónico, la Kutubia es una mezquita erigida en el siglo XII y ubicada en el corazón de la Medina. Con 77 metros de altura, es el edificio más alto de Marrakech y su estilo culmina con diversas esferas que, según la leyenda, simbolizan las uvas robadas por una de las mujeres del califa Yaqub-el Mansur. Un edificio que, al igual que otras construcciones del mundo musulmán, no permite la entrada a extranjeros si bien sí se puede contemplar desde sus diferentes jardines.

Relacionado:   Todos los planes y lugares que ver si viajas a Asturias

Madraza Ben Youseff

La madraza es el nombre que reciben los centros de estudios coránicos en los países musulmanes, siendo la de Ben Youseff la más grande de Marruecos, llegando a albergar en sus primeros años hasta 900 estudiantes. Ubicada junto al zoco Smarine, esta madraza corresponde a la belleza arquitectónica de la ciudad gracias a un enorme patio silenciado por un estanque, motivos decorativos exquisitos y azulejos exóticos.

Palacio de la Bahía

Formado por 8 hectáreas, el palacio más importante de Marrakech se sitúa en el Barrio Judío de la ciudad desplegando un conjunto de patios, jardines y albercas que conducen hasta el área más imponente del mismo: las 24 habitaciones donde se hospedaban las concubinas del visir de la corte que mandó construir este palacio en el siglo XIX. Sin duda, uno de los mejores lugares que ver en Marrakech.

Jardín Majorelle

Ubicado en la Ciudad Nueva de Marrakech, el jardín Majorelle es un oasis urbano que reúne árboles de los cinco continentes en torno a un pabellón azul donde vivió durante años el pintor Jacques Majorelle. La adquisición del completo por parte del diseñador Yves Saint Laurent aportó ese toque chic que caracteriza a este lugar de sombra, agua y sombra.

¿Qué lugares hay que ver en Marrakech nos recomiendas tú?