Consejos fundamentales para superar un jet lag

Convertido en uno de los grandes males del viajero moderno, el jet lag es un síndrome que afecta a la gran mayoría de pasajeros, especialmente cuando se trata de un vuelo largo. Te contamos cómo superar un jet lag a fin de que tu próxima aventura sea perfecta.

¿Qué es el jet lag?

Te dispones a realizar un vuelo de larga duración y sabes que, posiblemente, al final del trayecto te esperará ese síndrome conocido como jet lag. Sin embargo, pocas veces nos hemos detenido a pensar qué es realmente el jet lag.

El jet lag es un mal nacido del cambio de zona horaria, elemento que provoca un desequilibrio producido cuando el reloj interno del pasajero, definido por los períodos de sueño, entra en conflicto con ese nuevo horario, especialmente cuando se trata de un país alejado y vuelos transoceánicos.

Este síndrome suele traducirse en angustia, una fatiga general que nos impide adaptarnos de forma correcta a ese nuevo destino, falta de memoria, problemas digestivos como vómitos o diarreas además de un estado general negativo, en el que priman la apatía y el enfado en un marco tan innecesario como suele ser la llegada a un país nuevo y exótico en el que todo es diferente.

El jet lag afecta a la mayoría de los pasajeros que se disponen a realizar un vuelo largo. Sin embargo, existen formas de prevenirlo y, en cualquier caso, superar este mal común.

Prevenciones para evitar el jet lag

Evita el alcohol

Tomar una copa de vino o una cerveza horas antes del vuelo (ya sabes, mientras esperas en ese bar de la terminal del aeropuerto), o a bordo, es una costumbre típica que deberíamos erradicar si queremos evitar el jet lag. En primer lugar, porque el alcohol tiende a deshidratar nuestro organismo, un efecto cuyas consecuencias son aún más intensas cuando nuestro propio cuerpo y mente se ven desequilibrados por el cambio horario.

Viaja con la mayor comodidad

Las horas que dura un vuelo configuran un marco de tiempo en el que podemos permitirnos no hacer nada. Energía que podemos aprovechar para invertir mejor en nuestra comodidad a bordo apostando por los apropiados reposacabezas o cojines, prácticas de yoga a través de guías en Internet o incluso paseos por el pasillo del avión a fin de equilibrar nuestro flujo sanguíneo. Todo pequeño detalle cuenta cuando se trata de sentirnos cómodos y hacer que el momento de abandonar el avión implique menos cambios bruscos.

Tápate los oídos

En el caso de este servidor, mis problemas de oído se veían acrecentados cuando tomaba un avión. Y creedme cuando os digo que sumar un taponamiento de oídos a un jet lag puede ser peor que el mismo infierno. Los cambios de gravedad que envuelven cualquier trayecto de avión afectan seriamente al correcto funcionamiento del oído, traduciéndose en un desequilibrio que puede provocarnos una audición obstruida durante los primeros días en un nuevo destino. Procura aplicar sprays auditivos o utilizar tapones en los momentos de despegue y aterrizaje, ya que, aunque no sea un mal incluido en el jet lag si suele ser un síndrome que empeora el proceso.

Relacionado:   Sustituye el abrigo por el bañador en estos magníficos destinos para viajar en enero si no te gusta el frío.

Cambia tus horarios

Si sabes que tus nuevos horarios van a estar sujetos a ritmos diferentes, trata de cambiar tu rutina durante los días previos al viaje. Por ejemplo, cena o vete a la cama horas antes de la hora que acostumbras a fin de estar en sintonía con los cambios horarios de ese nuevo destino, especialmente si se trata de un país oriental, donde el jet lag suele ser más drástico.

Cómo superar un jet lag

Si no has aplicado los consejos anteriores, o aun teniéndolos en cuenta sufres jet lag al llegar a un nuevo destino, te sugerimos estos consejos acerca de cómo superar un jet lag:

No eches siesta

Echar siesta cuando llegues a un nuevo destino ralentizará un proceso de jet lag que por lo general puede alargarse hasta cinco días a partir del aterrizaje. Trata de dormir todas las horas que puedas al mismo tiempo y disponte a empezar de 0 en ese nuevo destino.

¡Usa una app!

La conocida como Jet Lag Rooster es una app que gestiona un plan adaptado a tu viaje, las horas de vuelo o el cambio horario. De esta forma, sabrás cuánto tiempo permanecer en la oscuridad, cuándo debes exponerte al sol, la cantidad de horas que debes dormir y otros consejos prácticos que te ayudarán a reducir los efectos de este síndrome viajero.

Trata de caminar

Si todavía te sientes en modo zombie una vez has aterrizado, caminar se convierte en la mejor forma no solo se volver a reactivar el flujo sanguíneo de tu cuerpo tras varias horas a bordo, sino que nos permite tomar aire, relajarnos y aportar a nuestro organismo ese momento de tranquilidad que adolece en los primeros días de viaje.

Toma frutos secos y bebe agua

Cuando hemos viajado durante varias horas, el clima es diferente en ese nuevo lugar o la comida del avión no es la mejor que podíamos probar, nuestro cuerpo necesita de una dosis extra de energía e hidratación. Toma snacks como cacahuetes y avellanas y complementa la ingesta con agua embotellada a consumir poco a poco. De esta forma, podrás darle a tu organismo la oportunidad de rehabilitarse en ese nuevo destino.

Estos consejos acerca de cómo superar el jet lag comienzan días antes de tomar un vuelo, siendo esencial cualquier medida preventiva que nos ayude a ralentizar los efectos de este desorden en nuestro organismo. No abuses del alcohol, relájate y siéntete cómodo antes de llegar a un nuevo destino tan fascinante como algo hostil durante unos primeros días de visita en el que todo nos resultará diferente, especialmente si nos disponemos a volar al otro lado del océano.

¿Has sufrido jet lag alguna vez? ¿Cuáles son tus consejos para evitarlo o mermar sus efectos?