¿Cuáles son los mejores países para hacer un safari y qué tipo de safari hacer?

Si existe un continente para realizar un safari, ese es África. Sin embargo, a la hora de adentrarse en la aventura definitiva, siempre será mejor saber qué buscamos y dónde encontrarlo. ¿Quieres saber las mejores opciones para hacer un safari en África?

Botswana

En algún lugar de este país ubicado al suroeste de África, el río Okavango es absorbido por el desierto de Kalahari, accidente que provoca un delta de interior convertido en uno de los mejores escenarios a la hora de realizar un safari en África. Y es que aquí, en el famoso delta del Okavango, el agua ha transformado por completo el medio, existiendo los únicos leones nadadores del mundo, antílopes más avispados e hipopótamos que abren sus fauces retando al visitante. Un mundo de ensueño ideal para complementar con una visita al Parque Nacional de Chobe, donde habita el mayor núcleo de elefantes del mundo, o incluso ir más al norte hasta asomarte a las famosas cataratas Victoria, en la frontera entre Zambia y Zimbabue.

Safari en ecolodges

Las experiencias en el delta del Okavango son algunas de las más exclusivas del mundo, ya que la mayoría de los accesos suelen realizarse en avioneta. Un primer atisbo del paraíso que encierra en sí un lugar convertido en toda una meca del glamping, suma de las palabras glamour y camping que configura en sí misma un lugar donde los ecolodges y estancias a medida en mitad de la naturaleza ofrecen un tipo de safari diferente, ideal para desconectar del mundo y consumir las horas a bordo de un mokoro, típica barca en la que los guías inician safaris diferentes a través de un delta mágico.

Sudáfrica

El país sudafricano es uno de los más variados del gran continente gracias al contraste de ciudades como Cape Town, caminatas exóticas como la Ruta de las Jardines o estancias en algunos de sus famosos viñedos. Sin embargo, si existe un motivo para visitar el país de Nelson Mandela, ese es sin duda una naturaleza que eclosiona entre ballenas, pingüinos. . . y un quinteto muy especial.

Safari con los Cinco Grandes

El Parque Nacional Kruger es uno de los pocos lugares del mundo en el que podemos sucumbir a la presencia de los conocidos como Big Five, grupo formado por el leopardo, el elefante, el león y el rinoceronte y el búfalo. Cinco animales que podremos contemplar a lo largo de un safari en este parque que supone todo un referente para los amantes del turismo de naturaleza.

Safari marino

En un lugar entre la isla de Dyer y Geyser Rock, no lejos de Cape Town, existe la mayor concentración de tiburones blancos del mundo. Animales fascinantes para poder descubrir mediante un safari en jaulas que, tras sumergirse en el océano, nos hace despertar un mundo nuevo. Ideal para experimentar un tipo de safari diferente a complementar con el avistamiento de focas del Cabo, pingüínos, o incluso planteando una extensión a Hermanus, uno de los mejores lugares del mundo para el avistamiento de ballenas.

Relacionado:   Oporto es color, susurros de agua, vino e historia

Kenia

Kenia es un país fascinante y lugar de referencia para todo amante de los safaris, especialmente gracias a la presencia del famoso Parque Nacional de Masái Mara, una extensión de la no menos recomendable Reserva del Seregueti, en Tanzania.

Safari étnico

Al igual que sucede con el Parque Nacional Kruger, en el Masái Mara podemos contemplar a los Cinco Grandes. Además, la zona es famosa por sus grandes migraciones, esas jirafas que interrumpen atardeceres míticos, rebaños de cebras, pero, especialmente, un componente étnico en forma de la tribu de los masái, etnia que contribuye a un tipo de safari muy especial, ya que ellos mismos ofrecen alojamiento incluido dentro de cualquier aventura en este país de África Oriental. La perfecta ocasión para adentrarse en las costumbres y tradiciones de una de las tribus más ancestrales del continente africano.

Tanzania

Si bien es colindante con Kenia, Tanzania encuentra en su Reserva Nacional del Serengueti un rincón mucho menos masificado, ya que a su la extensión de la reserva es mayor. Aquí mandan las migraciones de ñus, una de las grandes atracciones de cualquier safari, además de unos Cinco Grandes perfectamente visibles durante cualquier aventura guiado a bordo de un Jeep.

Safari fotográfico

La menor masificación de la Reserva Nacional del Seregueti es ideal para los amantes de la fotografía, ya que podrán capturar escenas de gran belleza lejos del bullicio que sí impera en Kenia. Además, los animales parecen prestarse a ellos gracias a la perfecta capacidad para mimetizarse con el medio e interactuar con los visitantes. Un perfecto safari para complementar con las islas de Zanzibar, ubicadas en la costa de Tanzania y madre de algunas de las playas más bonitas no solo del continente africano, sino del mundo. Sin duda, uno de los mejores lugares para realizar un safari en África.

Namibia

Uno de los países más emergentes de África es un gigante namibio ubicado en la parte sudoeste del continente, colindante con Sudáfrica. Desde la tranquila ciudad de Windhoek hasta la belleza del Parque Nacional de Ethosa, ideal para realizar safaris clásicos a través de la fauna más característica de África, Namibia se despliega hacia una costa donde encontramos uno de los escenarios más fascinantes del mundo.

Safari en el desierto

El conocido como Namib Desert está considerado como el desierto más antiguo del mundo y su nombre, en idioma khoekhoegowab, significa “basto”. Un adjetivo que define a la perfección este mar de dunas, acacias dormidas y cielos estrellados que configuran lugares como el Namib-Naukluft National Park, ideal para recorrer en Jeep mientras hienas, antílopes y hasta elefantes del desierto vagan por un lugar diferente, totalmente alejado de los clásicos safaris. Como guinda, nada mejor que alcanzar Skeleton Coast, una franja litoral colmada de barcos hundidos que nos recuerda irremediablemente a una aventura en otro planeta.

Si estás pensando en viajar a África, ¿cuál de estos tipos de safari elegirías?