Gastronomía de la India: los mejores platos

Los amantes de lo picante y exótico encontrarán en los siguientes mejores platos de la gastronomía de la India el mejor de los menús.

Aloo gobi

La India es uno de los países que más abraza el vegetarianismo, y el mejor ejemplo de ello es el aloo gobi. Su nombre, una variación de patata (aloo) y coliflor (gobi), hace referencia a estas dos verduras a las que se añade cúrcuma a modo de colorante y un conjunto de especias aderezado con hojas de curry, ajo o cebolla.

Roti

Los tipos de panes indios merecerían un artículo propio a juzgar por las muchas variedades de este alimento en la India. Sin embargo, el padre de todos los panes es el roti, elaborado con harina de trigo y cocinado sobre una superficie plana, dando como derivados otros tipos como el pan naan, elaborado con yogur, el roti o el paratha, el cual se rellena de patata y cebolla en algunas ocasiones.

Pollo tandoori

Otro de los platos más exportados de la gastronomía de la India es el pollo tandoori. Un manjar elaborado a base de trozos de pollo bañados en yogur a los que se añade garam masala, un conjunto de especias típico de la India, además de la cúrcuma que aporta el color naranja y el polvo de pimiento rojo que suma el color rojo y toque picante. El nombre tandoori obedece al típico horno de arcilla india en el que se cocina el pollo.

Samosa

Concebido a modo de snack a consumir en estaciones de tren o puestos callejeros, la samosa es un triángulo de hojaldre elaborado con con harina de trigo que se rellena de vegetales como patata y guisante previamente fritos en aceite o mantequilla y aderezados con cúrcuma. También existen variedades de samosas de carne, si bien la vegetariana es la más consumida en toda la India.

Biryani

El biryani es uno de los platos más típicos de la gastronomía de la India. Una combinación de diferentes arroces a los que se añade diferentes verduras, especias o carne, existiendo diversas versiones según el estado indio en el que se consume.

Sadhya

El estado de Kerala, en India del Sur, es famoso por sus platos a base de coco, plátano y otros sabores más tropicales. Platillos que desembocan en el más conocido de la conocida como “Tierra de Dios”: un sadhya (o thali) que consiste en una hoja de bananero topada con diferentes arroces, panes, mango encurtido, chutneys (salsas típicas) o trozos de plátano frito.

Ladu

De todos los postres y dulces de la India, el ladu es el más famoso de todos, existiendo diferentes versiones a lo largo y ancho de la geografía del subcontinente. Un plato esférico cuya masa se elabora a partir de garbanzo, manteca, ralladura de coco y almendra, dando como resultado un plato dulzón y apetecible a acompañar con un té o café bien frío.

Masala chai

Una de las bebidas más típicas de la gastronomía de la India es este té hervido con agua y leche al que se añaden diferentes especias como cardamomo, jengibre o pimienta. Un trago recurrente en todo el país de la India e ideal para reponer fuerzas tras una larga jornada de viaje o trabajo.