Comida de Escocia: los mejores platos

A pesar de pertenecer a Reino Unido, Escocia posee una gastronomía en ocasiones totalmente diferente a la de sus vecinos. ¿Quieres conocer los grandes obligados de la cocina escocesa?

Escocia siempre ha sido un lugar diferente dentro del propio Reino Unido. Una tierra fría, mágica y de grandes llanuras donde el hombre ha aprendido a convivir con la naturaleza y cultivar una cultura propia en forma de leyendas, costumbres y, por supuesto, una gastronomía que no dejará indiferente a quien se sumerja en las tierras de William Wallace.

Si bien el pescado es uno de los grandes protagonistas de la comida de Escocia, la gastronomía de este rincón de las islas inglesas también despliega un menú de carnes de caza y quesos simplemente exquisito. Todo ello, por supuesto, salpicado de algunas bebidas alcohólicas ya míticas con las que paliar el frío escocés. Estos siguientes ejemplos de comida de Escocia confirman el encanto gourmet de una tierra épica y acogedora:

Haddock

Prácticamente desconocido en nuestro país, el eglefino es un pescado típico del Atlántico Norte de gran popularidad en Reino Unido, especialmente cuando este se trata del componente esencial del famoso plato fish and chips. En lo que respecta a Escocia, el eglefino (conocido aquí como haddock), es un pescado blanco de textura similar al bacalao que se prepara al horno acompañado de un sofrito de pimiento rojo, cebolla y limón con patatas cocidas.

Haggis

Aunque su nombre también sirve para llamar a alguien “gordo” de forma despectiva, la connotación más positiva del haggis hace referencia a la comida estrella de las mesas escocesas. Una combinación de órganos de oveja o cordero (pulmón, hígado, estómago y corazón) asados y condimentados con especias, cebolla picada y harina de avena que posteriormente es embutido en una bolsa que resulta ser el propio estómago del animal. A su vez, el plato suele ser acompañado de puré de patatas y puré de nabos.

Relacionado:   No busques más, te preparamos la mejor ruta por La Toscana

Tras cocerse durante varias horas queda un plato sabroso y contundente que se consume especialmente durante la noche de 25 de enero, día en el que los escoceses rinden tributo al poeta Robert Burns.

Scotch broth

Típico de tierras escocesas, especialmente en lugares como Edimburgo, el scotch broth es un guisado de carne de cordero que se prepara con col, puerros y cebada ideal para las largas jornadas invernales en territorio escocés.

Black pudding

Lugar de comidas grasientas y contundentes, Escocia encuentra en este black pudding uno de sus mejores representantes gastronómicos. Una especie de morcilla rellena de sebo, avena, sangre de cerdo y diversas especias que dan como resultado este acompañante del no menos típicos desayuno escocés a base de champiñones, alubias, huesos, salchicha o bacon.

Whisky escocés

El famoso whisky escocés supone hasta un 85% de las exportaciones de Escocia, siendo un clásico de la cultura e historia de esta zona. Dividido en cuatro tipos (single malt, vatted malto, blended y single grain), el whisky escocés se caracteriza por una cebada malteada que se deja hirviendo durante largo tiempo en agua, produciendo una de las bebidas alcohólicas más famosas del mundo. Ideal para tomar junto a una chimenea durante una fría noche de invierno.

¿Cuál es de estas propuestas de la comida de Escocia te suscita más curiosidad?