Los países más baratos para viajar

Si cuentas con un presupuesto reducido, pero no quieres renunciar a nuevas aventuras, te sugerimos los países más baratos para viajar, especialmente si pones en modo “on” tu alma mochilera.

Georgia

Abrazada a los Cáucasos, Georgia se ha convertido en un país referente para muchos mochileros que no gastarán más de 20 euros al día. Compuesto por ciudades como Tbilisi, donde los edificios típicamente soviéticos se combinan con coquetas casas de madera, una porción del inhóspito Mar Negro o una naturaleza apabullante, Georgia ofrece habitaciones que pueden costar tan solo 5 euros y una comida que apenas supera esta marca.

Laos

Eclipsado por los más turísticos Vietnam y Camboya, Laos se presenta al viajero como la imagen más inexplorada del sudeste asiático, ofreciendo un plantel de exuberantes experiencias en las que sumergirse. Descubre los secretos que oculta el río Mekong bajo sus atardeceres, recorre en bicicleta la ciudad de Vientián y sus aires franceses o toma la mejor fotografía de Wat Phou, conjunto de templos designado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Todo ello, por precios que apenas superarán los 20 euros de gasto diario entre alojamiento y comida.

México

Color, espiritualidad y tradición. Sin duda, México es uno de los países más carismáticos del mundo. Uno donde poder descubrir playas de ensueño a lo largo de sus dos costas oceánicas, pueblos con mucho encanto como Guanajuato, comida de colores rociada de un buen tequila o bosques donde miles de mariposas llegan cada otoño. Todo ello, por precios de lo más competitivos en lo que respecta al panorama mochilero, pues rara vez pagarás más de 5 euros por comida si te decantas por los recomendables puestos callejeros y muchos menos de alojamiento, contando con hostels donde poder pagar entre 8 y 10 euros la noche por cama.

Bulgaria

Considerado como el país más barato de la Unión Europea con unos precios que conforman un 52% inferior al medio del resto de vecinos europeos, Bulgaria se consolida como un país amable y cultural donde poder disfrutar de diversos contrastes en una misma escapada. Déjate seducir por las sinagogas e iglesias de Sofía, los aires romanos de Plovdiv o las espectaculares pirámides que forman las montañas de arenisca de Melnik, tan solo algunos ejemplos de los mucho que puede ofrecer este país de ensueño.

Nepal

El conocido como país de las sonrisas despierta de un largo letargo tras los cruentos terremotos que asolaron la nación en 2015 para ofrecer al visitante lo mejor de su historia y patrimonio. Con escenarios como la rojiza Katmandú y sus templos, la naturaleza que eclosiona en forma de tigres y rinocerontes en el Parque Nacional de Chitwan o las rutas hacia los Himalayas que parten desde Pokhara, Nepal se consolida como uno de los países más baratos para viajar de todo el mundo oscilando precios irrisorios si decides conocerlo con la mochila a cuestas.

Bolivia

Considerado como el país más barato de Sudamérica para viajar, Bolivia compensa la lentitud de su transporte o la falta de infraestructuras con algunos de los escenarios más impresionantes del mundo, siendo el Salar de Uyuni, el literal espejo del cielo, la gran atracción en torno a la cual giran otros lugares como la porción del lago Titicaca, la erosionada Potosí o el encanto colonial de La Paz.

¿Con cuáles de estos países más baratos para viajar te quedas?