Por qué debes hacer un Interrail al menos una vez en la vida

Cuando se trata de realizar la experiencia viajera definitiva, hacer un Interrail supone el descubrimiento de nuevos lugares, pero, también, de un estilo de vida que desconocías hasta ahora. Te contamos todo lo que quieres saber a la hora de hacer un Interrail, desde las mejores rutas hasta los motivos para lanzarse a la aventura.

En qué consiste un Interrail

En 1972, con motivo del 50 aniversario de la Unión Internacional de Ferrocarriles, fue lanzada la opción del Interrail, un pase que permite a cualquier viajero residente en la Unión Europa comprar un Interrail Global Pass (a la hora de viajar por diferentes países) o un Interrail One Country (para aquellos que quieran viajar por un solo país).

Una genialidad viajera que inspiró películas como Antes del amanecer y que consiste en el simple hecho de enlazar un tren con otro a la hora de recorrer todo el continente europeo. Entre tren y tren, podrás escoger cuánto tiempo y dónde quieres alojarte siempre que respetes los horarios del transporte.

A continuación, te facilitamos los precios de los diferentes billetes de Interrail Globalpass en segunda clase hasta un mes a través de los 30 países disponibles:

3 días en 1 mes: 168 euros.
5 días en 1 mes: 217 euros.
7 días en 1 mes: 258 euros.
10 días en 2 meses: 308 euros:
15 días seguidos: 341 euros.
15 días en 2 meses: 379 euros.
22 días seguidos: 398 euros.
1 mes seguido: 515 euros.
2 meses: 562 euros.
3 meses: 693 euros.

Si en tu caso prefieres optar por un One Country Pass, los precios son diferentes en función del país. Por ejemplo, en Italia los precios parten de 105 euros, en Suiza de 127 o desde Noruega por 148 euros.

En cualquier caso, sea cual sea la opción, existen muchos motivos para hacer un Interrail.

Motivos para hacer un Interrail

Viajar en Interrail al menos una vez en la vida supone una experiencia diferente a todo lo visto anteriormente. Una aventura en la que tú decides el cómo, cuándo y dónde en función de tu disponibilidad y presupuesto, pudiendo disfrutar de estos siguientes motivos para hacer un Interrail:

Varios países por el precio de uno

Piensa en cuánto pagarías por alojamiento, transporte, vuelos, visitas o comidas en 3 países diferentes a visitar en un mes. Bastante, ¿verdad? Si viajas en Interrail podrás comprimir el precio en transporte en un solo billete por un precio inferior sin renunciar a todo lo que un país tiene que ofrecerte.

Conocer otras culturas

Francia es diferente a Noruega y Alemania a Italia. Países con una personalidad propia cuyas diferencias podrás apreciar en un solo mes de viaje pudiendo disfrutar de todos sus matices. ¿Qué tal comer la mejor pizza de Roma para perderte por la fiesta de Berlín días después? ¿Quizás ir en busca de auroras boreales en los países nórdicos para enlazar con una visita a Polonia?

Conocer gente

Tanto si viajas acompañado como solo (este autor es partidario de esta segunda opción), hacer un Interrail supone no solo abrirte a nuevas culturas y escenarios, sino también a conocer gente en el camino, futuros amigos o amantes, personas con las que tener esa gran conversación aunque ya no vuelvas a verla. . . La vida misma.

Relacionado:   Todos los planes y lugares que ver si viajas a Asturias

Libertad

Recientes encuestas han confirmado que la generación millennial prefiere invertir su dinero en experiencias que en bienes materiales. Una preferencia que viene definida por la libertad y desconexión que nos ofrecen los viajes. Y si ya en un solo país podemos hacer “reset”, ¿cuánto no podremos conseguir visitando varios en un mismo período?

Consejos para hacer un Interrail

Si te hemos convencido para hacer un Interrail, te gustará conocer estos siguientes consejos para tu viaje sea memorable:

Lleva poco equipaje

Cuando se trata de liberarse de la rutina y alcanzar cuantos más lugares sea posible, el exceso de equipaje no es la mejor forma de vivirla. Si te fijas, te darás cuenta de que no necesitamos tanto para vivir, especialmente cuando viajamos y siempre podemos ir reponiendo comida, productos de cosmética e incluso ropa. Viaja ligero.

Planea, pero con moderación

Los trenes suelen cumplir sus horarios, pero no siempre. Recuerda que estás de viaje y, aunque te puedan tus ansias por conocer varios lugares en poco tiempo, optar por un tren y tomar el siguiente más tarde sin necesidad de enlazarlos en tiempo récord será la mejor opción si no quieres perder uno de los dos antes un fallo de horario.

Confirma tu presupuesto

Viajar en Interrail cuenta con la ventaja de saber cuánto vas a pagar por el transporte. Sin embargo, también deberás tener en cuando cuánto puedes gastarte en alojamiento, comida y otros aspectos del viaje. Calcula bien el presupuesto del que dispones y trata de seguirlo a fin de no llevarte sorpresas amargas cuando tengas que tomar ese tren. . . pero no tengas donde dormir.

Mejores rutas de Interrail

Escoger las mejores rutas de Interrail siempre dependerá de tus gustos y disponibilidad, si bien nosotros te sugerimos estas siguientes opciones a fin de que puedas disfrutar de los mejores contrastes de Europa.

La histórica

Italia y Grecia están consideradas como las cunas de la cultura occidental, una realidad que experimentamos a través de sus templos, yacimientos y puertos de ensueño. Comienza en Roma y prosigue por Italia a través de Nápoles y Brindisi para saltar a Grecia y conocer Patras, Corinto, Atenas y Tesalónica.

La nórdica

¿En busca del frío polar? ¿De la vanguardia y encanto de Finlandia o Suecia? Entonces comienza en la danesa Copenhaguen, prosigue hasta Oslo, en Noruega, sigue por la sueca Estocolmo y finaliza en Helsinki (Finlandia). Al final, puede que hasta te quede tiempo para ir más al norte en busca de las auroras boreales.

La balcánica

Europa del Este es un gran desconocido a descubrir a través de la siguiente ruta. Comienza en Sarajevo (Bosnia) y sigue hasta Pogdorica (Montenegro), Belgrado (Serbia), Bucarest (Rumanía) y la ensoñadora Sofía, en Bulgaria. ¿La guinda? Una ciudad de Estambul, en Turquía, que aportará esa guinda exótica al combo.

¿Te gustaría hacer un Interrail?